27/03/2018

Cardiólogos e Internistas elaboran el Primer Documento de Consenso sobre déficit de hierro en IC

Fotografía personal sanitario

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han elaborado un documento que constata que el déficit de hierro es una dolencia asociada, en muchas ocasiones, a la insuficiencia cardíaca congestiva (IC). En Europa, aproximadamente la mitad de los pacientes con IC sufre también déficit de hierro. El tratamiento con hierro carboximaltosa (HCM) mejora significativamente la calidad de vida de los pacientes.

La SEC y la SEMI han elaborado, durante dos años, el primer Documento de Consenso sobre déficit de hierro en pacientes con insuficiencia cardíaca, proponiendo un protocolo de actuación. Aunque el tratamiento de insuficiencia cardíaca ha mejorado su pronóstico, la mortalidad y los reingresos siguen siendo elevados. La anemia y el déficit de hierro son dos de las dolencias que empeoran el diagnóstico.

En Europa, el 50% de los pacientes con insuficiencia cardíaca sufren déficit de hierro, lo que aumenta el factor de riesgo de mortalidad, de reducción de la capacidad de ejercicio y de una calidad de vida pobre, según numerosos estudios.

“Numerosos trabajos han demostrado que el tratamiento del déficit de hierro mejora la capacidad funcional de los pacientes y su calidad de vida”, explica el Doctor Nicolás Manito Lorite, del Hospital Universitario de Bellvitge. Además, explica que la SEC y la SEMI se plantean el lanzamiento de un Documento de Consenso para definir el perfil de los pacientes, cómo diagnosticarlos y cómo determinar cuál es el mejor tratamiento.

El Documento tiene tres objetivos fundamentales: destacar la importancia del déficit de hierro en los pacientes con IC, mostrar cuáles son las herramientas diagnósticas para detectarlo y determinar las terapias que están dando mejor resultado.

Las Guías 2016 de IC de la Sociedad Europea de Cardiología recogen las recomendaciones europeas para el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardíaca, y recomiendan el tratamiento por vía endovenosa con hierro carboximaltosa, ya que mejora de manera más rápida la capacidad física y la calidad de vida de los pacientes.