2/07/2020

La Cultura del NO HACER en el post COVID-19

“LaCovid-19 está actuando como catalizadora de muchas cosas que deberían haberse hecho tiempo atrás. La cultura del ‘No Hacer‘ es una de ellas y forma parte de la ética como valor de un sistema sanitario y debe evitarse a toda costa que se quiera atribuir a políticas de ahorro o austeridad, por su aportación de valor”, ha explicado Boi Ruiz, que fue consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, durante el encuentro digital ‘La Cultura del NO HACER en el post Covid-19‘, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), con la colaboración de la compañía farmacéutica Vifor Pharma y en el marco del Proyecto Colaborativo SEDISA para la Investigación sobre la Gestión del Covid-19 (INGESCOV).

“Forma parte de la decisión clínica y ésta del profesional, pero también debe considerarse en las políticas sanitarias, que deberían rendir cuentas públicas de sus resultados y lo que las haría más objetivas y menos opinables”, remarcó el que fuera máximo responsable de la cartera sanitaria del Gobierno catalán.

Además, “las acciones que se llevan a cabo no están exentas de riesgo; algunas, incluso, pueden dar lugar a más daños que beneficios”, comentaron los participantes en este encuentro. Por ello, en palabras del gerente del Departamento de Salud de Valencia –Hospital Doctor Peset y  presidente de la Agrupación de SEDISA Levante, Francisco Dolz, “se estima que las prácticas clínicas que no aportan valor consuman entre un 25 y un 33 por ciento de los recursos, siendo imprescindible que las acciones que se realicen estén cada día más basadas en el valor y no en la productividad”.