Aunque la reputación solo es parcialmente controlable, sí puede medirse de forma fiable. Un aspecto esencial para gestionar la reputación online es la motorización en tiempo real en internet.